EPSFROS
SEMINARIOS A NOMBRE PROPIO

Versiones del odio. Su origen psíquico. Manifestaciones clínicas y sociales

Ma. Alejandra Casale
DÍA Y HORA: Lunes 26 de Noviembre 20:00 Hs.
Mensual: 3º lunes 20hs.

Convoca: Alejandra Casale Día y hora: lunes 20hs. Frecuencia: 3º semana

Responsive image

El lunes 26 de noviembre a las 20hs. se dictará la última clase del seminario “Versiones del odio…”. Contará con la presencia de Georgina Marotta como invitada, quien trabajará “Pasión y sublimación”



Queridos colegas y amigos, en nuestro próximo encuentro continuaremos trabajando las versiones del odio que vemos emerger en la masa.

 
                           "La pulsión de destrucción tiende a disolver nexos, destruir las cosas del mundo. 
                             Mientras la pulsión produce efectos en el interior como pulsión de muerte, es muda, 
                             sólo nos anoticiamos cuando se vuelve hacia afuera como pulsión de destrucción" (Freud,1938)
El odio, en tanto tratamiento de la pulsión, puede desplazarse hacia el dominio de los grupos y de las masas. Lo vemos emerger bajo todas las formas posibles de segregación de la diferencia.
Es cuando la exigencia de la ofrenda domina el espacio social.
                              Por un efecto de aspiradora nos vemos remitidos al punto oscuro del trauma, exorbitante real y                                      enigmático. ¿Que te han hecho a tí pobre niño?  (P.L. Assoun, 1991)
Vemos emerger entonces el hueso real del sujeto, retornando en la masa.
Lacan, lo expresa del siguiente modo:
                              Son muy pocos los sujetos que pueden no sucumbir, en una captura monstruosa, 
                              ante la ofrenda de un objeto de sacrificio a los dioses oscuros.(Lacan, 1964)

No obstante, desde el psicoanálisis oponemos las versiones del odio, posibles metamorfosis.
Los espero!!



Del odio nace la tristeza, y, cuando es muy

fuerte, la cólera. Esta no se trata solamente,

como el odio, de huir de la cosa aborrecida,

sino de destruirla si posible.

Spinoza, Corto tratado, 1650.



Preguntas que surgen tanto en la clínica como en las manifestaciones sociales —atemporales en su repetición— animan la idea de invitar a pensar las diferentes versiones del odio con las que nos encontramos como analistas. Ya sea en la intimidad del acto analítico, como en una inevitable lectura de la “realidad”, ese Otro social que nos comprende.

La convocatoria se dirige a quienes encuentren algún interés en abordar un tema tan poco amable. Por lo poco amable del mundo como de quienes demandan con desesperación atemperar un goce cada vez mas feroz.

Surge la necesidad de abordar, tramando, aquello que queda pegado por rechazado. Ante la insistencia de lo real, el tramado reclama la misma potencia creadora, tanto en intensión como en extensión.  

La propuesta es poner a trabajar el odio; esa pasión del sujeto que busca la destrucción de su objeto. Conceptual, clínica y socialmente.

“Lo simbólico envuelve a lo diabólico como su contradicción dinámica, no como un parásito maligno al que habría que extirpar. Naturalmente, se nos plantea la pregunta de saber en qué tipo de espacio y según qué posibilidades estratégicas se efectúa el eventual viraje de una orientación a otra”[1]

Pregunta que compromete una Ética y una Política.

Ma. Alejandra Casale



[1] Claude Rabant Metamorfosis de la melancolía. Ed. Nube Negra. 2015, p: 21-22